Catalina Mayorga: fundadora de Kuapay, la billetera virtual

Kuapay es una aplicación para smartphones que permite realizar pagos por celulares a través de códigos QR. La fundadora de esta empresa que recién comienza es la chilena Catalina Mayorga, quien partió a los 13 años a estudiar al extranjero. Fue en Canadá donde conoció a su actual esposo y socio, además del resto del equipo de Kuapay. Su capital inicial fue gracias a inversión chilena, pero hoy son capitales europeos y norteamericanos los que están apostando por ellos.

Le enviamos algunas preguntas a Catalina y esto es lo que nos contó

- ¿Cómo nace la idea de Kuapay? ¿Cuál fue la motivación para crear esta aplicación?

Una de nuestras principales motivaciones es observar y analizar que los pagos tradicionales no han cambiado desde hace mucho tiempo,  basta ver que la tecnología de banda magnética usada en tarjetas de crédito y débito, tiene más de 50 años de funcionamiento, dejando de ser un método hoy en día. Por otro lado, en la actualidad ya es una realidad poder usar los teléfonos móviles para mucho más que simples llamadas o una mera interacción social, la potencia y masividad de estos dispositivos hace que sirvan para prácticamente cualquier cosa.

En ese sentido, en Kuapay vimos la posibilidad de usar estos dispositivos como una herramienta para modernizar y eliminar la necesidad de andar físicamente con el plástico, creando un repositorio seguro que permite almacenar los medio de pagos y utilizarlos desde cualquier lugar. Introduciendo mayor seguridad, usabilidad e innovación en el proceso de compra.

– ¿Crees que podría funcionar actualmente en Chile un sistema de pago móvil como este?

En la actualidad, mucha gente tiene acceso a pagar a través de tarjetas plásticas, basta con ver las estadísticas de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) donde se detalla que hay cerca de 19 millones de tarjetas emitidas entre bancos y grandes tiendas a fines del 2011. El punto es que la tecnología de banda magnética que muchas de estas tarjetas usan tiene más de 50 años de funcionamiento. Por otro lado, la penetración y uso de la telefonía móvil en Chile es bastante alta, según la Subsecretaria de Telecomunicaciones (SUBTEL) es de un 130%

Como Kuapay, hemos visto esta situación como una oportunidad para facilitar a la gente el poder pagar de manera más rápida, segura y cómoda, a través de la utilización de los smartphones. La aplicación que hemos desarrollado permite al cliente realizar pagos presenciales y online a través de los medios de pago que utiliza habitualmente, como las tarjetas de crédito y débito.  Es decir, llevamos el “plástico” a una dimensión virtual convirtiendo el teléfono celular en una billetera virtual.

- ¿Cuáles son los principales desafíos de Kuapay en Chile?

Es un gran desafío lanzar nuestra aplicación en Chile, pero apostamos a que el mercado, de acá  a dos años, va a estar dominado por los smartphones. De hecho, proyectamos que para fines del 2014 habrá más de 8 millones de teléfonos con acceso a Internet en el país. En este sentido, Kuapay no tendrá restricción alguna para el crecimiento masivo inmediato ya que no entramos en conflicto con ninguno de los actores que ya existen, además, no tenemos barreras de entrada de adaptaciones de sistemas hardware ya que nuestra solución es bastante flexible. En otras palabras, no hay que renovar el parque móvil ni el parque de puntos de venta para que en el país se instale una concreta nueva forma de pagar.

- ¿Qué experiencias recogidas de Estados Unidos podrían replicarse en Chile con este tipo de sistemas?

Kuapay ha estado funcionando desde comienzos de año en diversos comercios en Estados Unidos, principalmente en Santa Mónica, California y hace un par de meses en Nueva York. Nuestra solución se ha estado mejorando en base al feedback de nuestros usuarios lo que ha permitido desarrollar diferentes productos (una para el usuario y otro  para el comercio) y nuevas funcionalidades que podrían estar presentes para el mercado chileno.

Particularmente, lo que más hemos rescatado y hecho hincapié es en el tema de la seguridad, ya que hoy en día perder la billetera es mucho más peligroso que perder el celular con la aplicación de Kuapay instalada. Por otra parte, es también un servicio privado, ya que sólo el punto de venta y el cliente final pueden conocer el bien que origina la transacción.

Adicionalmente, nos integramos a casi todos los tipos de puntos de ventas existentes, y además de proporcionar nuestra propia solución. Esto hace que la implementación de nuestro sistema sea rápida y sencilla.

- ¿Cómo ves el futuro de Kuapay? ¿Cuáles son los objetivos que tienen?

A corto plazo, hemos puesto la mirada en Chile, como puerta de entrada para replicar el modelo en Latinoamérica. Se pretende además seguir creciendo exponencialmente en EEUU, tenemos la oficina central en Santa Mónica, California y hemos abierto una oficina en Nueva York hace un par de meses. También hemos comenzado a entrar al mercado Europeo con la apertura de una oficina en Madrid. Por otra parte, estamos a la espera de dar el salto comercial en el mercado asiático, donde tenemos instalados laboratorios y ya se han realizado los trials correspondientes.

- ¿Podrías darle algunos consejos a emprendedores o futuros emprendedores?

Si tienes una idea, llévala a cabo. Hay veces donde perdemos más tiempo pensando en cómo podemos mejorar la idea en vez de ejecutarla. Y haciendo es como puedes llegar lejos. El consejo es más acción.

Artículos Relacionados