Catfish y lo que recontra sabemos sobre Internet

admiral_ackbar_says_its_a_trap

Imagínense esto:

De pronto alguien te agrega a Facebook y/o Twitter y es sumamente atractivo a la vista, obviamente revisas intereses, hay cosas similares. Te animas y comienzan a hablar. Te das cuenta que comparten muchas cosas en común, chistes por aquí y chistes por allá. Comienzan a gustarse. Es todo lo que estabas buscando, casi así que crees que es el destino. Luego, comienzas a ver algunas irregularidades, encontraste por casualidad la foto que te envió con su familia en un blog random y te das cuenta que algo no está bien. Sigues indagando más y descubres que la foto de perfil de la cual te enamoraste era de una/un modelo amateur. Decides confrontar la situación, pero cuando lo haces, no recibes respuesta.

… O sucede que conoces a una persona, se ve ultra interesante y además muy atractiva según su foto de perfil, pero llega el momento de conocerla en persona y resulta que el abismo de diferencia entre la foto y lo real es más grande que el gran cañón.

Creanlo o no este tipo de situaciones son super frecuentes, probablemente más de alguno ha experimentado este tipo de cosas y esto precisamente llamó mi atención en el momento que vi en pantalla el programa Catfish: Mentiras en la Red y me entró el bichito de buscar más sobre esto.

yaniv

Resulta que este show está basado en un documental lanzado el año 2010 y relata la historia de Yaniv Schulman y su experiencia que bordea lo surreal y bizarro. Y si es verdad o no lo que sucede en esa película, depende de cada uno, pero lo que no podemos obviar es el hecho de que existe y es algo que recontra sabemos.

Internet da lugar a mucha gente descriteriada y es fuente de anonimato por excelencia. Puedes reinventarte cuantas veces quieras y es ahí donde este tipo de personas, muchas veces solo por molestar, otras quizás por enfermedad se aprovechan de nuestra ingenuidad y el resultado es que tenemos este tipo de casos.

Nuestra generación prácticamente se basa en crear vínculos desde internet, he conocido a todos mis amigos gracias a esto, pero siempre he intentado mantener filtros sobre a quién conozco, sobre todo porque me ocurrió algo similar a lo que pasó en Catfish, cuando una mina X me agregó por fotolog, luego MSN solo para fingir alguien quien no era e intentar sacarme información sobre un chico a quien según ella, a mi me gustaba. Después de un pseudo-bullying de parte de ella pude descubir sus reales intenciones. Brígido y patológico.

Desde fotos de perfil, minas y minos traps hasta psicópatas si es que nos vamos en una volá ultra brígida, y aunque lo sepamos, debemos ser cuidadosos con este tema, tener cuidado con lo que compartimos en internet, a quienes aceptamos en redes en las que se maneja más información, como Facebook.

Pero también es cierto que andar desconfiando de todo es algo super penca. Quizás lamentablemente no vamos a poder evitar el experimentar algo de este estilo, pero probablemente como mencionan y explican el porqué del nombre Catfish en la película: “Tal como el Bagre (Catfish, un pez con bigotitos a lo gato) que es puesto en los estanques junto con el Bacalao para que se mantvieran ágiles y frescos mientras los trasladan a China desde Alaska, estas personas actúan como Bagres en nuestra vida, obligándonos a estar siempre alertas y frescas”, quizás hay que experimentar ciertas cosas para darnos cuenta de mucho.

Y bueno está claro que no es una constante y que obviamente muchas de nuestras relaciones que lleguemos a entablar dentro de la red serán verdaderas y eso mismo también hacen hincapié en el programa Catfish que, si bien es cierto tendrán oportunidades de desenmascarar a personas que se hacían pasar por otras, también encontrarán a otras que simplemente necesitaban el empujoncito para que parejas pudiesen conocerse alejados del teclado.

Catfish-poster


¿Has tenido alguna experiencia similar en la internet? ¿Hasta qué punto es bueno entablar relaciones por este medio? ¡Déjanos tu comentario!

Acerca de Gisselle Palacios

Gisselle. Inglish Ticher. Mapache por excelencia. Más noble que una lechuga, su escudo es un corazón - http://lapsusgiseldis.wordpress.com

Comments

  1. @carlosdiazl says

    Manti Te’o (22) es un jugador de fútbol americano de origen hawaiiano del college de Notre Dame que en el 2012 conoció por internet a una señorita, Lennay Kekua, quien tenía leucemia. Comenzaron una relación por e-mail y Lennay falleció de leucemia a los pocos meses. Te’o ocupa la historia de Lennay para inspirar a sus compañeros, que terminaron invictos la temporada (13-0). Meses después, la revista deportiva Deadspin saca un reportaje revelando que Lennay Kekua, jamás existio en Hawaii y era en realidad Ronaiah Tuiasosopo, un buen amigo de Manti Te’o, gay, que aún no salía del closet. Por caer redondito en la historia, Manti Te’o ha perdido un par de millones de dólares de futuros auspiciadores y equipos que ya no lo quieren contratar por… MERME!!!

    True Story… A Histoire Vrai…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>