Catherine: El review de una pesadilla

Catherine fue uno de los títulos nominados como “Juego más original del 2011″, pero la verdad el término “Original” se queda bastante corto. Mi descripción personal incluiría las palabras “Raro”, “Incómodo”, “Frustrante”, “¡¿Qué hice para merecer ésto?!” & “Ridículamente adictivo”.

El juego comienza con The Golden Playhouse, un programa televisivo que bien podría parecer una variación de Los Cuentos de la Cripta mezclada con la programación de I-Sat a las 3 de la mañana, en donde la voluptuosa dueña de un inmenso y magnífico afro rojo brillante, Trisha, nos cuenta la historia de Vincent Brooks, un Ingeniero de Sistemas desmotivado en cada aspecto de su vida, asustado de toda responsabilidad y atormentado, a sus 32 años, por las penurias de la adultez.

Vincent, después largo tiempo atrapado en una monótona y rutinaria relación con su novia Katherine, se aterra al ver aparecer en sus conversaciones cada vez con más frecuencia el horror de muchos, las palabras: “Matrimonio” y “Embarazo”. Es entonces cuando se ve arrastrado (En este caso “arrastrado” sí es la palabra correcta) en una infidelidad con Catherine, una mujer 10 años menor que parece ser su sueño hecho realidad, por supuesto decide mantener todo esto en secreto de su irritable pareja e intentar solucionar las cosas de la forma menos efectiva pero más común: El alcohol.

Por esos días nuestro aquejado protagonista, con niveles etílicos disparados hacia los cielos cada noche, comienza a sufrir de algo que parece ser una epidemia en la ciudad: Realistas pesadillas que suelen atraer la muerte a quienes las sufren. Y es aquí cuando nosotros entramos en acción, nuestra misión cada noche consistirá en escalar intrincadas torres y alejarnos lo más posible de las monstruosas criaturas que amenazan con vengarse de la infiel alma de Vincent.

A lo largo de la ruta, nos deberemos ir confesando cual fiel feligrés a través de preguntas del tipo “¿Crees que el matrimonio representa el principio o el fin?” y conoceremos a otros como nosotros, personajes con la apariencia de ovejas que luchan cada noche por mantenerse con vida sin lograr descubrir con claridad quién es el responsable de ponerlos en medio de esta tortura.

Si bien el sistema de juego es bastante sencillo e intuitivo, los niveles pueden convertirse literalmente en una pesadilla para el jugador. Más de alguna vez estuve convencida de que el diseñador de niveles se dedicaba a colocar una masa de bloques de forma aleatoria y luego formaba una mesa redonda de científicos experimentados para determinar si era posible superarla. ¿Se acuerdan del parto que fue a veces Portal y Portal 2? ¿Del Templo del Agua en Ocarina of Time? Es peor. Mucho peor. Y es que aquí es generalmente uno mismo quién se pone en las situaciones más imposibles y los niveles de frustración saltan hacia el infinito (y más allá).

Sin embargo mientras el protagonista esté despierto tendremos un descanso, somos libres de tomar por un momento el control de su vida y sus decisiones, que generalmente toman lugar en un bar, de forma muy similar a como sucedía en Persona 3.

En su favor, debo mencionar que Vincent Brooks es quizás uno de los personajes más convincentes y sinceros que he visto formar parte de un videojuego, y por lo mismo no eran pocas las ocasiones en que aparecían las irresistibles ganas de propinarle una cachetada digna de cualquier teleserie de la tarde. Sin embargo hacia el final del título, es sorprendente el modo en que la historia logra identificarnos con él, haciéndonos olvidar completamente quién es el que está contestando las preguntas del Confesionario.

Si bien este título es bastante oscuro, no hay momento en que se deje descuidada la trama ni las gráficas. Lo que a veces logra hacernos pasar por alto la enorme cantidad de cinemáticas, tanto en dos como en tres dimensiones, con las que se desarrolla la mayor parte de la historia.

Catherine cuenta también con una maravillosa cantidad de desafíos para uno y dos jugadores luego de haber terminado el juego, y si bien se trata de una entrega de duración bastante disminuida, su dinero no será malgastado ya que da para muchas, muchas repeticiones (con muchos, muchos finales diferentes).

Personalmente les recomiendo mucho este título si buscan algo que se salga de lo común en todos los sentidos posibles. Y por supuesto, terminaré con la pregunta de rigor ¿Katherine o Catherine?.

Artículos Relacionados

5 Comments

  • @jpwack says:

    Excelente review! y el juego es muy bueno, hasta valdía comprar una play3 para jugarlo.

  • Kuroyume says:

    Juegazo… es muy entretenido jugarlo con amigos medio intoxicados XD todos peleando por como resolver los niveles

  • Sue says:

    Lo jugué una vez cuando había una xbox en mi casa y si, es enviciante, y además complejo (para mi lo fue xD habían niveles que me frustraban) finalmente me casé con Katherine, como deseaba xD quisiera jugarlo nuevamente y obtener otros finales, pero tristemente mi hermano cambió la xbox por la ps3 y tendría que juntar dinero para comprarlo u.u

    Es un juego recomendable, totalmente

  • Makross says:

    Este juego vendría de perillas para la PSVita, ojalá se ascurran. Y sí, es entrete jugarlo en dificultad Hard, y de a varias personas gritando: “no, el de al lado si ese ese, sube por la derecha, haz la pirámide, etc etc”

  • Bura says:

    Katherine todo el rato! Está muy completo el review, le hace justicia al juego!

Leave a Reply

Your email address will not be published.