Celulares que están destinados a perderse

Una de mis mejores amigas de la vida, “contrajo” un iPhone hace poco. Cuando digo poco me refiero a dos meses. Yo estaba feliz porque nos mandábamos mensajes y salía gratis gratis (mis amigas de la vida no son del todo tecnológicas, así que no le pegan al Whatsapp ni nada de eso). La cosa es que hace una semana le mandé un mensaje y no pescó, luego me escribió por Facebook diciendo que le mandara mi número:

– ¡¿Por qué no tenís mi número?!

- Es que weona, no sabí nada, se me cayó el celular al water

Uno pensaría que ahí moría el celular, pero no, logró recuperarlo después de algunos días muerto. Creo que tuvo suerte y nos reímos de la caída del celular a tan poco glamuroso lugar, hasta que hace dos días después me dice: “Ahora sí perdí el celular… o me lo robaron, no sé”. Ese celular venía destinado a morir.

Recordé el iPhone que se encontró mi abuela en el baño del dentista y el cual, amablemente, decidí devolver para que la niña con suerte nos dijera “Gracias”. También uno que me robaron cuando chica, que me duró un mes. También un Nokia que me duró años, sobreviviendo a una pérdida. Me subí a un colectivo y de ahí se me salió del bosillo, llamé para ver si alguien lo tenía y lo había guardado una señora muy amable.

Y cómo olvidar mi primer celular, el que no recuerdo la marca, pero que también se salió de mi bolsillo, cayó a la calle y le pasamos por encima la rueda de la camioneta.

¿Cómo han perdido sus celulares? ¿Creen que hay cosas que simplemente están destinadas a perderse?

Acerca de Kat Gallardo

Moda y tecnología. Queques y chocolates. Directora con mucho amor de este lindo sitio. En Twitter soy @katgallardo

Comments

  1. Alex says

    Una vez perdí uno en la nieve :( no se cómo carajo se me abrió el bolsillo y salió volando en algún momento… tenía como 1 mes, todavía lo estaba pagando, creo que era un nokia x6

    Una vez se me quedo un n76 en una van, pero al llamar a la empresa nos dijeron que lo tenían en la central…

    He tenido ambas suertes :|

  2. says

    Mi perdida fue super tonta.
    Estabamos en Viña con una amiga y me subi a las roquitas de la av Perú, el punto es que le dije a mi amiga que me pasara mi bolso (de mala calidad en ese entonces) ella amablemente me lo pasó pero al revés, o sea, los cierres hacia abajo (mi celular estaba en el tipico bolsillito para celulares con un no-muy-seguro-velcro). El punto es que al momento de cada unase estiró, cual pintura de Miguel Ángel fue un momento slow motion en el que quedamos con cara de poker viendo como mi celular caia, rebotaba y finalmente se hundía en el mar.

    Mi amiga llamó al celular (no se por que realmente, no era como que aquaman se lo fuese a devolver) y aun se rie de que sonaban como burbujas al llamar.

    Esa es mi triste historia que siempre ella cuenta ‘casi’ orgullosamente xD

  3. says

    Mi primer celular fue cuando tenía 12, era un nokia y mi mamá me lo regaló con un cobertor de osito, era muy lindo y lo quería bastante. Después empezaron a ser desechables, pero me acuerdo que en el 2005 tuve el primero con cámara, la pantalla se veía a colores y podía bajar cosas de Internet y un día llegué a la casa y mi mamá me lo había regalado y me había comprado uno más pro pero con un diseño horrible, estuve enojada como por dos semanas y lloré el primer día xD *la dependencia a la tecnología*

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>