Guilds, adicción e historia: mi vida con WoW

Que es adictivo, que es repetitivo, que te quita la vida y hasta que es horrendamente fome, todos tienen su opinión acerca de este juego. Estamos hablando de World of Warcraft, el MMORPG (videojuegos de rol multijugador masivos en línea) desarrollado por Blizzard, que desde su lanzamiento — el 23 de Noviembre del 2004 — ha sido un completo éxito. Con sus 11.4 millones de usuarios registrados, tiene el récord Guinness de ser el MMORPG con más suscriptores en el mundo.

A decir verdad, yo nunca me consideré una buena jugadora -pese a que jugaba varias horas al día- pero trataba de hacerlo lo mejor que podía con mi conexión de 2Mbps. Dominar tu clase, saber qué habilidades usar en un momento determinado, y por sobre todo para mi, controlar la cantidad de maná es difícil si no te das el tiempo de leer, experimentar y aceptar las críticas de tus compañeros de guild. Asi que si quieres adentrarte en el mundo del WoW, paciencia debería ser tu segundo nombre.

Pese a aquello, jugarlo es fácil. El trámite crearse un personaje no te toma más de diez minutos, y las primeras etapas del leveleo no son más que hacer quests y tratar de hacer oro para comprarse bolsas y entrenar. Pero mientras más avanzas en el juego, más te debes especializar en tu raza y en el rol que desempeñas en el juego. De nada sirve un healer que no mantiene a los tanques principales de la raid vivos, o un DPS (Daño por Segundo) que hace poco daño o peor aún, un tanque que no agarra el aggro. Es por esto que ser un seco toma tiempo, dedicación y MUCHA práctica.

Y hay que reconocerlo, WoW no es para cualquier pelagato; hay que tener paciencia, tiempo y definitivamente tienes que agarrarle el gustito o jamás engancharás con un juego cuya historia es tan compleja que tienes varios libros explicándola y dejando en claro ciertos detalles que el mismo juego  no es capaz de mostrar a cabalidad. Blizzard se encargó de crear un mundo tan completo y complejo que puedes pasar días leyendo sobre la historia de las diferentes razas, líderes de las facciones, los conflictos y las génesis de los diferentes “continentes”.

Cada área del mapa tiene sus propias quest, su propia historia y MUCHO por explorar, si recién partiste jugando WoW créeme que es casi imposible que te quedes sin algo que hacer. Si no estás leveleando o farmeando, puedes hacer dungeos, seguir la cadena de quest, sacar achievements sin sentido -como matar 15 pavos en 3 minutos o intentar el mítico Leroy Jenkins-, ser parte de los eventos mundiales dentro de WoW y, si estas aburrido, farmear reputaciones con las cuidades, razas y demases, lo que te lleva a acceder a reparaciones más baratas e ítems cabrones exclusivos.

De que el juego es adictivo, lo es. Miles de casos y  testimonios pueden ser encontrados en Google acerca de cómo gente llego a perder estudios, trabajo y hasta familia por el vicio. Existen hasta páginas de apoyo para la gente que está tratando de desligarse del juego, en donde podemos leer a padres desesperados, esposas que ya tiraron la toalla y reincidentes que juran que será la última vez. Pero claro, todos estos testimonios son gringos, muy alejados de nuestra idiosincracia.

¿Es tan así acá en Chile? Al menos para mi sí, muchas veces dejé tareas, carretes e incluso a mi familia de lado por jugar, pero era sólo porque sabía que no estaba sola, porque siempre había alguien en Ventrilo (software que sirve para hablar con tus amigos, parecido a Team Speak) para conversar o algún desconocido haciendo quest que te podía ayudar.  Pero lo mío no era tan terrible, ante los ojos de mis compañeros seguía siendo una jugadora “casual” porque muchas veces tomaba todo para chacota y era capaz de dejar el vicio por una tarde de copas con mis amigas.

Es impresionante el nivel de compromiso de algunos jugados, muchos se lo toman más enserio que a su propio trabajo. Quieren que cada batalla sea ejecutada a la perfección, sin perder el tiempo explicando una y otra vez lo que hay que hacer y evidentemente sin distracciones. Nunca pude simpatizar con esa gente, esos que no deja espacio a la verdadera diversión, esa donde las tallas abundan y los errores -sin justicarlos- se toman con andina.

No puedo negar que todos tenemos nuestros días de furia; una vez llegado cataclismo todo se hizo más difícil, los dungeons en un comienzo tenían una dificultad espantosa, y más de alguna vez tiré mi micrófono lejos de la rabia que me causaba los errores que nos hacían perder todo el progreso.

No todos terminamos siendo gordos sin vida y con las arterias tapadas de tanto comer pizza, pero si la mayoría sacrificamos algo para mantener nuestro nivel dentro de la guild o simplemente por satisfacción personal porque, quieran o no, siempre queremos ser mejor que el resto, o al menos, destacar por sobre la media.

World of Warcraft se transformó en mi mundo completo, mi pareja, amigos y conocidos se encontraban ahí y representó un escape al stress universitario. Digan lo que quieran, pero en WoW conocí gente muy buena onda que siempre estaban dispuestos a ayudarte.

Siempre lo diré, el control va en uno. Si usted no puede controlarse -como me pasó a mí- deje de jugar, hay un botón bien grande de desinstalar y un link bien bonito que dice “cancelar suscripción”. Mi recomendación es que lo baje, lo juegue y opine en base a su experiencia, créame que no se va a arrepentir.

¿Y tu, te has vuelto adicta a algún videojuego? Cuéntanos tu experiencia.

Artículos Relacionados

12 Comments

  • Camila Fisher says:

    Si!

    Fui horriblemente adicta a Ragnarok por 4 años y jugué por mas de 8.

    Me dí cuenta de la adicción cuando empece a despertarme mas temprano para poder jugar antes de irme al colegio.

  • Deeimentia says:

    Yo era adicta al wow! Llegué al lvl 75, pero lo dejé entrando este año a la U.
    Hay que tener demasiada paciencia y tiempo, y es bacán que la gente te ayude en las guilds.
    Ahora estoy enviciada con los Sims 3 jajaja, pero luego vuelvo al WoW :P no lo dejaré never.

  • IGUANA! says:

    Me sentí muy identificado con tu post. Pase muchas horas jugando con mi enano paladín. Lo pase realmente bien hasta que me di cuenta que requería demasiado compromiso de parte del grupo para seguir avanzando… por otro lado jugar en solitario era demasiado aburrido. Decidí jugar hasta sacar el logro del Chef (http://www.wowwiki.com/Chef) como merito personal así que una vez que lo conseguí congele mi cuenta. Lo volví a intentar hace unos meses pero no me divirtió tanto como la primera vez. Execente juego, pero requiere un enorme compromiso si quieres avanzar.

  • Alassante says:

    En su tiempo, fuí adicta a Wolfenstein y luego a DOOM. Luego pasé por Quake y Half Life. Con Half Life fue heavy, dejaba de estudiar para la U por jugar. Pasaron los años y ahora debo decir que God of War hace que me quede pegada un buen rato (Como pasará hoy, cuando le quite la consola a F. para jugar) jeje.

  • Claudio says:

    Pfff! Ragnarok online , lineage II , Wow , League of legends, Aion y continua mi lista espero que nunca se acabe mi vicio, no seria yo mismo, como bien lei en tu columna, solo falta autocontrol eso es todo… y una buena taza de cafe para asi dormir menos horas porque como dicen por ahi , dormir no da EXP :D

    Saludos! /Adios

  • Deemonita says:

    Nunca he sido adicta, pero jugar si formó por mucho tiempo parte de mi vida diaria (que no es lo mismo) empecé con Tibia, después RO, DOTA y terminé en WoW, acepto que alguna vez desperté diciendo “HORDA!” o empecé a meter en la vida diaria cosas del juego, pero nunca dejé nada de lado y puedo dejar de jugar por semanas si quiero. Aún así la sensación de matar un boss difícil, salir primera en DPS o ganar arenas es LA RAJA, jaja especialmente ganar arenas.

  • Naoko says:

    Ragnarok Online, sin duda. Aunque mas que nada encontre un escape de los problemas en casa, pero me jugo una muy mala pasada en el año de Ing. Informatica que perdi gracias a las WOEs y al leveleo constante. Una amiga me dice en tono de broma “RO es tu pagina de citas”, pero la verdad es que es una de las pocas diversiones de CASA que puedo tener, y QUE MAS FOME que tu polol@ no juegue el juego. Le quita la diversion al leveleo en pareja, y a las tallas ñoñas. Actualmente me he podido controlar, ya los mas de 5 años de practica me han pasado la cuenta y una termina eliminando el jueguito del puro aburrimiento de sacar el mismo equipo, o de que solo se “juegue en verano”, para los Coreanos que pasan dia y noche farmeando, sacando items y leveleando.
    Y mi hija? Al padre de esta lo conoci… en Ragnarok. LOL

  • That guy says:

    A los juegos en general sí, a los juegos en específico no… Mención especial al clan. Puedo jugar cualquier cosa infinitas horas con mi clan.

  • Normando says:

    Yo estuve pegado años con MU y Ragnarok Online; por aquello no me sorprende a qué nivel World Of Warcraft te atrapa si al nivel de adicción le sumamos toda una historia completísima detrás, una serie de productos complementarios y toda la inversión que le ha puesto Blizzard al juego. El único MMO que le quiere hacer pelea pronto es The Old Republic, otro que también viene apoyado sólidamente por casi las mismas razones. Aún así, para la mayoría WoW seguirá valiendo la pena esté quien esté de competidor.

    ¡Excelente artículo!

  • gabe0005 says:

    “Nunca pude simpatizar con esa gente, esos que no deja espacio a la verdadera diversión, esa donde las tallas abundan y los errores -sin justicarlos- se toman con andina.”
    Muy acertado el párrafo donde tienes eso, me pasó que al enfrentarme a esa gente iba perdiendo la diversión que me generaba el Wow, me daba lata que haya gente que se lo tome tan seriamente y personalmente, el problema es que si quieres ser seko eso es necesario.

    Después de eso lo dejé y complementé con juegos más casuales como el Dota o el mismo Starcraft 2

  • That guy says:

    “Después de eso lo dejé y complementé con juegos más casuales como el Dota o el mismo Starcraft 2″

    Obvious troll is obvious

  • David says:

    perdí 1 año de mi vida en RO y viendo que no podía dejarlo decidí por abstenerme y lo desinstale y me ayudo por que me hizo enfrentarme a cosas de mi mismo que no queria, periodo nada agradable. Ahora ultimo estaba con el runes of magic, pero hace como un mes que no logueo por que sentía que me quitaba mucho tiempo sobretodo de descanso. Me envicio mucho por eso me aleje de los mmo, decidí hacer cosas que me ayuden a futuro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.