La Experiencia de LG Games Developers Challenge

El pasado 17 y 18 de Noviembre se celebró en la Universidad Federico Santa María la final de la primera versión del LG Game Developers Challenge en la cual Kiss my Bit tuvo la oportunidad de participar desde la perspectiva de los finalistas.

El concurso se inició un par de semanas atrás con la convocatoria de desarrolladores y sus propuestas de títulos para ser publicados en las LG Smart TV. De un total de 65 participantes, los 26 equipos finalistas se vieron las caras durante un Game Jam de 31 horas.

En un principio el desafío se veía relativamente sencillo, ya que la producción dio más de dos semanas de aviso con el fin de desarrollar tanto la idea como el material necesario, sin embargo no muchos contaron con las complicaciones de implementar un videojuego en plataforma completamente nueva, y fue precisamente esto lo que le hizo justicia a la parte del “desafío”, obligando a una gran cantidad de equipos a reformular, rediseñar, cambiar estrategias y plataformas de trabajo, e incluso desertar a altas horas de la madrugada.

Sin embargo, entre los minutos de cansancio y desesperación se destacó la producción del evento, que a pesar de un par de traspiés, puso a disponibilidad de todos los participantes y en todo momento una gran variedad de comida, lugares de descanso e incluso entretención.

Por otro lado si bien se trataba de una atmósfera de rivalidad por un premio de $15.000 USD,  la gran mayoría de los participantes (casi todos integrantes de la industria nacional), se destacaron por ser extremadamente colaboradores con sus conocimientos, ideas y descubrimientos a lo largo de toda la jornada.

Finalmente los ganadores fueron aquellos títulos que lograron un mayor rendimiento en las Smart TV: Selknam Defense, un sencillo Tower Defense inspirado en los pueblos originarios se llevó el primer lugar; Extintion Run, un juego de puzzles y plataformas en el segundo y finalmente el tercer lugar fue para La Completería, un título de habilidad ambientado en el centro de Santiago.

Tanto los Game Jams como Hack-a-thons son una práctica que ha llegado a instalarse a nuestro país no sólo como una plataforma de competición e incubación de ideas, si no que también como una oportunidad valiosa para el intercambio en la industria de la tecnología y cuna de oportunidades laborales y asociaciones.

Artículos Relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published.