Lo que más me gustó de la charla de Steve Wozniak en Santiago

Hoy a las 10 am se presentó Steve Wozniak, co-fundador de Apple, en Casa Piedra, como parte del evento anual Entel Summit. Hashtags iban y venían en Twitter, al igual que las cuñas de quienes estaban en el lugar o lo estaban viendo a través de streaming. Yo tenía entrada, pero lamentablemente por motivos personales, no pude asistir. De todas maneras logré verlo en línea y esto fue lo que más me gustó:

- Sus apuntes estaban escritos en un papel. Uno se imaginaría que como co-fundador de Apple iba a sacar un iPad de última generación o algo parecido, pero no. Tenía unas hojitas muy simples que movía de vez en cuando. Lo que sí sacó en un momento fue un iPhone blanco, aunque sólo para hacer un ejemplo.

- El espíritu DIY. Su conferencia se puede resumir en un ciclo de mirar algo, pensar cómo hacerlo y luego ejecutarlo. Suena simple, pero aplicado a computadores (y a los inicios de los computadores personales) no debe haber sido nada fácil. Pero ese espíritu de tener motivación por crear cosas sin poner obstáculos me parece increíble y totalmente digno de admiración.

- Habló de Wozniak, no de Jobs. A Steve Wozniak suelen llamarlo “el otro Steve” y desde la formación de Apple, debe haberse visto eclipsado por la fuerte personalidad de Jobs. De hecho, es probable que muchos esperaran que contara algún detalle jugoso de su relación, pero él se limitó a hablar como Steve Wozniak y sobre Steve Wozniak.

- La humildad inicial. Cuando dicen que muchas de las grandes compañías tecnológicas actuales se formaron en un garage o en la habitación de una pieza universitaria, a  uno le da vueltas. Es como ¿en serio? Esas empresas ahora cotizan en la bolsa y esos directivos hablan con una personalidad y desplante como si hubieran nacido en alguna oficina en Wall Street. Pero con Wozniak no me pasó eso. Se ve un tipo demasiado normal que atesora los recuerdos de cuando no era ni famoso ni millonario. Por ejemplo contó la anécdota de cuando Apple presentó el primer computador personal en Las Vegas, feria a la que no estaba contemplado que él fuera. Y él pensó “¿Puedo ir yo también a Las Vegas a conocer… las luces?”. Para ir tuvo que desarrollar un sistema que poder presentar y al final, lo logró. ¿Su lección de todo eso? Que a veces las motivaciones iniciales no tienen nada que ver con el resultado final.

El resto de la charla fueron algunos acontecimientos personales y hechos de su vida; como cuando dejó de trabajar en Hewlett-Packard para irse de lleno a Apple. Anécdotas que siempre son geniales de escuchar de primera fuente, pero que también podemos encontrar en la biografía de Steve Jobs, la película Piratas de SiliconValley y la propia biografía de Wozniak.

  • http://makitadonoso.blogspot.com Makita

    Como me hubiese gustado ir a ver su presentación, realmente no tenía ni idea de que se iba a presentar a aquí en Chile (tuve semanas muy ocupadas)… gracias a Vampi me enteré de lo que sucedía pero aún así en el trabajo no pude ver la presentación :(

    Gracias por el mini-resumen :)