Placer culpable: Twitter & TV

Si es por ponerme bíblica podría decirles “quien esté libre de pecado que lance la primera piedra”, pero no soy muy de esos dichos. Además, sé que ustedes hacen lo mismo: twittear mientras ven televisión. Lo puedo notar con pequeñas cosas como cuando están dando la noticias y mágicamente lanzan un tweet apolítico o escriben cosas que sólo alguien que está viendo el mismo programa puede entender.

Hay gente a la que le molesta, lo puedo notar cuando se ponen a gruñir en el timeline porque “todos están hablando de lo que pasa en la tele”. Pero a mi no me molesta nada, ya que lo hago y cuando no, sé la razón que los motiva a tener el control en una mano y el twitter en la otra. Y esa razón hace que me encanten las redes sociales (aunque a veces también las odie).

Hasta hace un tiempo, veíamos televisión solos, a lo más acompañados de nuestra familia y podiamos discutir con ellos lo que pensábamos cuando veíamos un programa o las noticias. La discusión no iba más allá, quizás si era muy interesante aparecía al otro día en la prensa y listo. Ahora, con las redes sociales, podemos discutir ampliamente lo que estamos viendo. Nuestra opinión no se pierde entre las paredes de nuestra casa sino que se difunde por la red sin importar si eres un líder de opinión o si eres más o menos influyente.

Además, la televisión es distinta al cine, por ejemplo. Puedes tener un programa “de fondo” y seguir en el computador sin mayor problema. No requiere una concentración mayor.

Siempre he visto mucha tele pero desde que apareció Twitter se volvió más divertido aún. La creatividad de muchos me sacan carcajadas al punto de que le leo los tweets a mi mamá. Se ha convertido casi en una costumbre que ella o mis tías me pregunten luego de ver algo en la tele: “¿Y qué están diciendo en Twitter?”.

¿Tienen ustedes también este placer culpable? ¿Cuáles son sus motivos para twittear o leer twitter mientras ven televisión?

Acerca de Kat Gallardo

Moda y tecnología. Queques y chocolates. Directora con mucho amor de este lindo sitio. En Twitter soy @katgallardo

Comments

  1. says

    Yo en realidad uso twitter solo para leer, twitteo casi nunca, pero me entero de todo por ahí. Soy más bien una espectadora. Lo que si hago es que cuando estoy viendo un programa, por ejemplo el reality que está famoso ahora, hago una búsqueda por el nombre en twitter y leo todo lo que escribe toda la gente sobre lo que está pasando, y me entretiene harto. Sé que es ridículo pero es entretenido, a veces siento que más miro el twitter que lo que está pasando en la tele. Me pasó cuando estuvo Morrissey en el festival, me puse a mirar lo que estaba diciendo la gente de Morrissey en twitter y escribían tanto que miraba más el computador que a Morrissey.

  2. says

    Realmente no tengo tele, a excepción de mi dongle con el que vi el festival (en particular Salvatore Adamo y Morrisey), ahora es notable el efecto, es como ver tele con 50M amigos

  3. says

    Hace 3 años creé una cuenta de Facebook, para mi pesar. A los segundos de estar logueado por primera vez, un amigo me comentó “Bienvenido: veamos cuanto te dura.”

    La respuesta: poco más de un año.

    Facebook era una plataforma invasiva donde todos mis datos estaban a plena vista de gente con la que hacía años no tenía contacto (actualmente hay más opciones de privacidad, pero tampoco ha cambiado TANTO).
    Aproveché la oportunidad del “Quit Facebook Day”, el 31 de Mayo del 2010, como excusa para salir del vicio. “Cold Turkey”, así nada más.

    Obviamente hubo algo de aprensión respecto a la decisión: “Pero voy a perder todos mis contactos/fotos/videos”, etc. Al final resultó ser para mejor. El solo hecho de no recibir invitaciones o notificaciones sobre el estado de las granjitas de mis amigos me hizo sentir una libertad inconmensurable.

    Pero también había algo de síndrome de privación. Y la mayoría de mis contactos de MSN ya habían migrado al chat de Facebook.

    Así fue como apareció Twitter.

    Twitter es lo que yo deseaba que Facebook hubiese sido desde el comienzo. Una forma de comunicarse con la gente individualmente y en masa, simultáneamente. Pero además una oda al poder de síntesis. Casi como comunicarse en Haiku con tu gente. Un diario de vida en formato de sinopsis breve y una fuente de inagotable información en 140 caracteres.

    A diferencia de Facebook, donde se puede desperdiciar una tarde completa, Twitter es más bien un asunto de “¿qué opinan sobre esto?” o “¿qué embarrada se mandaron hoy Hinzpeter o la Ena?”.

    Facebook funciona sobre cada aspecto de tu vida, convirtiéndote en un acosador virtual de tus “amigos”. Porque, seamos sinceros: no tenemos 800 amigos y, quienes dicen serlo, probablemente no recordarían tu cumpleaños de no ser porque una página se los recuerda.
    Twitter funciona sobre el Trending Topic.

    Las limitaciones de Twitter son precisamente las que lo vuelven tan cómodo y el pie forzado del límite de caracteres hace despertar cierta chispa de originalidad desde tus neuronas.

    Y, por cierto: tener “seguidores” en vez de “amigos” me parece un término bastante más sincero en este mundo 2.0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>