Review: ¿Por qué jugar Alan Wake?

Debo ser franca y reconocer que la primera vez que me hablaron de Alan Wake, no me sentí muy esperanzada: Un título donde la mecánica giraba en torno a alumbrar a tus inminentes homicidas con una letal… linterna a pilas creaba por alguna razón expectativas no demasiado emocionantes. Pero oh, cuán equivocada estaba.

La historia comienza comienza con el descabellado sueño del escritor Alan Wake mientras viaja junto a su esposa al pequeño pueblo de Bright Falls para intentar recuperar la inspiración luego de dos años de un preocupante bloqueo creativo. Una ves en su destino y después de dar pie a sus vacaciones como toda pareja funcional, con una discusión de proporciones bastante notables, a Alice, la mujer de Alan, no se le ocurre nada mejor que ser secuestrada por una misteriosa presencia que la arrastra hasta desaparecer en las profundidades de un lago. Así somos las mujeres a veces (?)

Por su parte Alan despierta una semana después al borde de un precipicio en su automóvil, o lo que queda de él, y no transcurre demasiado tiempo hasta que es llevado a la estación de policía donde se entera de que la cabaña en donde su esposa desapareció no existe desde hace décadas. Y sin embargo, un hombre se pone en contacto con él pidiendo un rescate por Alice.

Es en este momento, como sucede bastante a menudo con los títulos de terror (léase; Silent Hill, Bioshock, Catherine y un kilométrico etcétera), cuando Alan se convierte sencillamente en nuestros ojos y el personaje principal pasa a ser el entorno, en este caso el pueblo de Bright Falls, un lugar con un extraño historial de utilizar a aquellos con potencial creativo para liberar una fuerza conocida como “La presencia oscura”.

Es sin duda el guión y los personajes, sobre todo el desarrollo de Alan, el punto alto del título que ha sido descrito como “Una novela de Stephen King hecha videojuego”, aunque otras referencias al mundo de la ciencia ficción actual son numerosas, yendo desde Twin Peaks o The Birds de Alfred Hitchcock (sí, bueno, quizás no tan actual) hasta Lost.

El juego prueba una formato no necesariamente original, pero que en lo personal otorgó un vuelco muy novedoso:  La historia está dividida en 6 capítulos narrados de forma similar a un capítulo de televisión, incluyendo intermisiones (Con una notable banda sonora) y el “Previamente en Alan Wake”, bastante útil cuando no hemos jugado por algún tiempo o para darnos la motivación necesaria en la búsqueda de Alice después de que, en resumen, fue bastante poco agradable con nosotros al principio de la trama.

Por otro lado, si bien la trama puede llegar a ser muy reveladora y profunda, tanto el sistema de juego se mantiene monótono durante toda la extensión del título, del mismo modo que la dificultad, donde casi no hay distinción entre enemigos normales y jefes. Un problema similar se acercó a la poca variedad visual, sin embargo en más de alguna ocasión nos topamos con una intrigante versión “real” de Alan interpretada por el actor Ilkka Villi que nos ayuda en nuestra encrucijada.

Además de un final bastante (BASTANTE) abierto a la interpretación les dejo la advertencia de que se encontrarán con 100 termos en su camino sin la más mínima razón de existir que darnos achievements, un detalle que personalmente me tuvo al borde de la locura.

Alan Wake y su segunda entrega, Alan Wake American Nightmare fueron lanzados este marzo en Steam en sus versiones para PC. Y si lo que los conquista es, como a mi, un guión nutrido, se los recomiendo ampliamente.

Para iniciarse en la historia les dejo el primer episodio de la serie web, que cuenta los eventos ocurridos justo antes de la llegada de Alan en el peculiar lugar.

Artículos Relacionados

  • That guy

    Creo que, lejos, lo mejor del juego es la atmósfera. No sé cuántas veces anduve saltón por el escenario creyendo que los arbustos eran wnes que venían a matarme. Pero (y si mal no recuerdo, porque lo jugé hace tiempo ya), abusaban mucho del “subamos la música cuando vienen los enemigos!”, cosa que le quitaba un poco a la sesación de que te esperaban detrás de cada esquina.

  • Kyra

    Un excelente juego (si me permiten decirlo). Una genial obra para quienes somos seguidores de Remedy Games y de Sam Lake.

    El final del juego es abierto (pero aclararás un poco mas tu vision de lo que podría venir si juegas los DLC “The Signal” y “The Writer”, sumado al spin-off Alan Wake’s American Nightmare). En palabras de sus creadores, el juego está pensado para un “Alan Wake 2″, del cual depende que vea la luz exclusivamente de Microsoft Studios.

    Como dato rosa, se supone que originalmente los Termos de Café estaban pensados como “suministro” para poder mantenerte despierto durante las noches en Bright Falls, detalle que finalmente fue eliminado por los no tan amados editores (ya que el juego fue anunciado originalmente entre 2005-2006 y sufrió variados cambios antes de ver finalmente la luz).