Todo lo que necesitas saber en la vida sobre el uso de un iPhone (o algo así)

La ventaja (o desventaja) de tener una mamá bloguera y muy cercana a la tecnología es que podría hacerte un regalo con contrato o “carta de recomendaciones”. Es lo que hizo Janelle Hoffman de Massachusetts, Estados Unidos, quien le regaló a su hijo de 13 años un iPhone con un instructivo interesante.

De repente estas recomendaciones te sirven:

“Querido Gregory

Feliz Navidad! Ahora eres el orgulloso dueño de un iPhone. Qué bueno!, no? Te lo mereces porque eres un bueno y responsable niño de 13 años, que se merece este regalo. Pero aceptar este presente viene con reglas y regulaciones. Por favor, lee el siguiente contrato. Espero que entiendas que es mi trabajo criarte de buena manera, como un joven saludable que pueda funcionar en el mundo y coexistir con la tecnología y no ser dominado por ella. Fallar en la siguiente lista hará que dejes de ser dueño de este iPhone.

Te amo locamente y espero que compartamos un millón de mensajes de texto en los próximos días.

1. Es mi iPhone. Yo lo compré. Yo pagué por el. Te lo estoy prestando. ¿No soy la mejor?

2. Siempre conoceré la contraseña

3. Si suena, contéstalo. Es un teléfono. Di Hola, ocupa tus modales. Nunca ignores una llamada si en la pantalla se lee “Mamá” o “Papá”. Nunca.

4. Entrégale el teléfono a tus padres desde las 7:30 pm cada día de colegio y cada noche a las 9:00 pm. Será apagado durante la noche y prendido nuevamente a las 7:30 am. No hagas llamadas en la “hora de cierre”, donde puede que terminen contestando los padres de alguien más. Escucha tus instintos y respeta a las otras familias como nosotros quisiéramos ser respetados.

5. El teléfono no va al colegio contigo. Ten conversaciones con la gente con la que te envias mensajes de texto en persona. Es una habilidad de vida. Algunos días, salidas y actividades fuera del colegio requerirán especial consideración.

6. Si se cae por el baño, en el piso, o se desplaza en el aire, eres el responsable de los costos, reemplazo y reparación. Corta el césped, cuida niños, ocupa algún dinero de cumpleaños. Podría pasar, deberías estar preparado.

7. No ocupes la tecnología para mentir, molestar o engañar a otro ser humano. No te involucres en conversaciones que podrían hacerle daño a otros. Sé un buen amigo primero o quédate fuera de la línea de fuego.

8. No envíes por mensaje de texto, mail o digas nada a través de este aparato algo que no dirías en persona.

9. No envíes por mensaje de texto, mail o digas nada a alguien que no dirías fuerte en frente de sus padres o en la sala. Censúrate.

10. Nada de porno. Busca en la web información que podrías compartir abiertamente por mi. Si tienes alguna pregunta sobre algo, pregúntale a alguien -preferiblemente a mi o tu papá.

11. Apágalo, siléncialo o déjalo afuera cuando estés en público. Especialmente en un restaurant, el cine o mientras hablas con otros seres humanos. No eres una persona ruda, no dejes que el iPhone cambie eso.

12. No envíes o recibas fotos de tus partes privadas o las partes privadas de alguien más. No te rías. Alguna vez te verás tentado a hacer esto a pesar de tu alta inteligencia. Es peligroso y podría arruinar tu juventud/universidad/vida de adulto. Es siempre una mala idea. El ciberespacio es muy grande y más poderoso que tú. Y es difícil de de hacer que algo de esta magnitud desaparezca -incluída tu mala reputación.

13. No tomes un millón de fotos y videos. No hay necesidad de documentarlo todo. Vive tus experiencias. Estarán en tu memoria por toda la eternidad.

14. Deja tu teléfono en casa a veces y siéntete seguro y a salvo con esa decisión. No está vivo ni es una extensión de ti. Aprende a vivir sin el. Sé más grande y poderoso que EMAP: El Miedo A Perderlo.

15. Descarga música nueva o clásica o diferente a la que millones de tus pares que escuchan todos lo mismo. Tu generación tiene un acceso a la música como nunca antes en la historia. Saca ventaja de ese premio y expande tus horizontes.

16. Juega con palabras o puzzles o algo que entrene tu cerebro.

17. Manten tus ojos abiertos. Mira lo que pasa alrededor y lo que pasa por la ventana. Escucha a los pájaros, camina, háblale a un extraño. Adivina sin googlear.

18. La embarrarás. Te quitaré el teléfono. Nos sentaremos y hablaremos de eso. Empezaremos de nuevo. Tú y yo, siempre estamos aprendiendo. Yo soy de tu equipo. Estamos en esto juntos.

Espero que estés de acuerdo con estos términos. La mayor parte de estas lecciones no sólo se aplican al uso del iPhone sino que a la vida. Estás creciendo en un mundo que cambia rápido. Es excitante y tentador. Haz que todo sea simple cada vez que puedas. Confía en tu poderosa mente y gigante corazón que hay por sobre cualquier máquina. Te amo. Espero que disfrutes tu asombroso nuevo iPhone. Feliz Navidad.

xoxoxo

Mamá”

Un poco a sermón de mamá pero vaya que tiene razón en algunos puntos ¿o no?

Link:

Daily Mail

Artículos Relacionados

  • http://cuentoaparte.tumblr.com Isidora Urzúa

    Oh vieja culiá.

  • Javier

    PATETICOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

    Prefiero tener un Nokia 3390 antes de una mama asi…

  • http://arquipollitos.blogspot.com luli

    en el fondo: toma, tienes un iPhone pero no puedes usarlo atte: Trollmum
    Para eso le compra un ladrillo D:

  • That guy

    Parece que no soy el único que no está de acuerdo con varios de los puntos. Pero el que me pareció más ofensivo es el que termina con “Censúrate”.

  • Exequiel

    Hay tres replys antes de este, y probablemente sus tres autores tendrán hijos que piensan menos, siguen modas estúpidas, no se harán responsables por sus actos o terminarán siendo vistos por medio mundo en internet teniendo sexo. Recueden a sus madres cuando eran pequeños (yo también lo hice) y puede que pensaran que eran enteramente tontas, pacas, que no saben nada de la vida y que “no cachan la onda”. El tiempo te enseña que -por lo general y en la inmensa mayoría de los casos- subestimar a mamá es de lo más estúpido que hicimos de niños. Yo lo consideré una excelente lección. Y si creen que esto es una lección de cómo usar o no usar el Iphone, parece que no entendieron mucho..

  • tani

    me parece ofensivo y castrador. creo que una de las mejores lecciones de mis padres fueron la libertad y las peleas. si algo estaba mal lo discutíamos. de los errores, del darse cuenta, del aprendizaje, de ahí venía la responsabilidad, no de la mera prohibición.
    recuerdo que mi primer celular lo tuve a los 15 y no hubo necesidad de poner tantas reglas. porque ya era de una manera en que sabía cómo utilizarlo y como situarlo en mi vida.
    ahora los niños los tratan como si fueran estúpidos e incapaces, luego nos quejamos de lo poco críticos, inseguros y locos que están.