¡Videojuegos que sacan de quicio!

A lo largo de nuestras vidas, es más que probable que nos enfrentemos a muchos desafíos. Una prueba muy difícil, la presentación más complicada de la profe más cabrona que tuviste en la Universidad, como también la temida y épica Tesis.

Probablemente rabiaste y tuviste momentos extremos, pero de seguro ninguno de esos momentos se asemeja al momento de jugar tu némesis, ese juego que sabes que es bueno -o quizás no lo es tanto – pero es tan difícil e imposible que DEBES terminarlos, porque o es el juego o tu orgullo.

Hay juegos que son más rompecráneos que otros. Otros que definitivamente son frustrantes ya que debes jugar y morir y jugar y morir hasta que prácticamente te sepas los movimientos de memoria o que desarrolles unos reflejos de ninja monje tibetano faquir y guerrero. Pero no todo es un infierno, se disfruta igual… creo. Además la satisfacción de pasar aquel difícil etapa o terminar de matar al maldito Boss que te estaba sacando canas verdes es inmensa, y además puedes alardear que acabas de subir de nivel en la vida real.

En mi caso, creo que el primer videojuego que consideré difícil, ya sea por edad o por habilidad, fue el Contra en la época que no conocía el Konami Code. Igual es ‘cuático’, ser en cierta forma el responsable de masificar los cheat codes, además que eso nos da un indicio de que lo que jugaremos no va a ser pan comido. Si lo juegas en modo ‘cooperativo’, quizás puedas pasarlo sin mucho problema, pero a ver si te la podías solo sin morir muchas veces. Aunque es obvio sí, que con práctica luego no se hace tan complicado, haber jugado en sus inicios sin haber perdido muchas vidas en el intento es algo imposible. Si de solo acordarme del nivel Waterfall mi mente explota, además que los saltos eran sumamente imprecisos.

Otro que recuerdo pero no que no jugué hasta cuando ya era grande fue MegaMan 9, no es novedad que los Mega Man sean difíciles. En muchas ocasiones debes aprenderte de memoria los movimientos de los enemigos para seguir avanzando. Y tener cuidado con los saltos y ¡AHHH! ¡Todo es tan frustrante! Es como Keinji Inafune realmente nos hubiese querido embarrar nuestra mente y paciencia. Pero creo que mis reflejos se agudizaron tanto con este juego que sería capaz de atrapar una mosca… no lo he intentado, pero uno nunca sabe.

Y bueno, si hablamos de vidyas antiguos, debemos nombrar a Battletoads, porque no cosa más letal que este par de ranas haciendo lo suyo. ¿Jugarlo solo? Imposible, hay demasiado que abarcar y verdaderamente dos cabezas reaccionan mejor que una. Aunque quizás pasarás un buen rato pegándole a tu camarada, sin querer queriendo o a propósito.

Sinceramente si hubiese jugado Battletoads cuando pequeña, no sería lo que soy ahora. Sería una persona frustrada, amargada, infeliz por haberme rendido y no haber terminado el juego. Y si bien ahora tenemos todas las herramientas más fáciles para guardar y cargar desde un emulador, la tarea es igual de difícil, pero hey, ¡al menos se nos aliviana la carga! ¿Y qué tal Ghost & Goblins? o ¿para qué hablar de Super Mario Bros.: The Lost Levels? ¡Uf! La lista es larga.

Creo que por un momento los videojuegos comenzaron a tener un exceso de tutoriales, ayuda innecesaria que terminan aburriendo por lo fácil y poco desafiante que son. Dejando poco lugar para el análisis o el craneo excesivo. Han salido muchos juegos que no requieren muchas habilidades para vencerlo, lo que no está mal, pero por un momento, siento que se dejó de lado al público masoquista, que, a pesar de tapizar de groserías y frustraciones un juego agradece que existan momentos desafiantes. Es así que en respuesta a esto, muchos de los videojuegos de corte independiente han explorado y explotado de manera perfecta, para sus seguidores, lo que juegos como Battletoads o el mismo Mega Man nos hicieron sentir en aquellos tiempos.

Y de pronto tenemos joyitas tales como Braid, del que hablé anteriormente en un artículo, un juego que además de ser bello nos lleva al extremo, pensar con cambios temporales y resolver intrincados puzzles. Cómo no recordar uno de mis favoritos, Portal y Portal 2, juegos que tanto por guión como por jugabilidad y dificultad son increíbles y siempre los recordarás por lo desafiantes y hermosos que eran. De esos afortunadamente están apareciendo muchos.

Edmund Mcmillen se aventuró con un par de juegos extremadamente difíciles, más que por un tema de habilidades y puzzles, por un tema de esta modalidad que llamo ‘Ensayo y error’. Este tipo de videojuegos violentan tus niveles permitidos de paciencia y frustración. Super Meat Boy y The Binding of Isaac logran que tus peores demonios salgan a relucir, pero, aun así y todo deseamos más y seguimos jugando.

La adorable Kachito recientemente nos ha comentado también acerca de Catherine, el sádico juego de puzzles de Atlus, que en base a algo muy simple, arreglar y poner cubos en el orden adecuado te permitirá llegar a la cima de una torre sórdidamente bizarra, pero además de todo este panorama poco alentador, tenemos un límite de tiempo y una trama súmamente adictiva, creo que Catherine ha sido uno de los últimos juegos que realmente captan la atención y te desafían a niveles imposibles.

Pero hay más, hace semanas se lanzó un juego que prometía ser una de las cosas más desafiantes (para algunos incluso pretenciosas) que se había hecho: FEZ. Aun no he tenido la oportunidad de jugarlo, pero ya no espero la hora de que mi devolución de impuestos llegue a mis manos y hacerme de una Xbox o antes, si logro barsamente ir a casa de mi amiga, jijiji.

Juegos que sinceramente no me atrevería a seguir jugando son los llamados Bullet hell, sí, estos mismitos shoot’em ups pero desquiciados. Juegos como Mushihime-sama, DoDonPachi, Touhou entre otros, para mi son el infierno y me frustro muy fácilmente.

Ciertamente en el mundo de los vidyas, la dificultad puede ser una virtud en sí misma. Juegos como Angry Birds tienen que ser lo suficientemente difíciles como para que no pierdan lo ameno y , por ende, terminan encajados en lo que llamamos ‘juegos casuales’ o para pasar el rato. Pero si realmente te gusta la frustración y por qué no decirlo, si realmente eres masoquista y te gusta sufrir al no poder encontrar la respuesta o la solución de inmediato o matar al jefe sin el mayor esfuerzo posible, de seguro estarás atento a cualquier lanzamiento en donde todas tus habilidades se pongan a prueba.

Lo bueno de todo esto, es que como en todo, en gustos no hay nada escrito y videojuegos tenemos por montones. Busca los que más se acomoden a tus gustos y necesidades y serás el o la gamer más feliz y satisfecha de la comarca.

¿Cuáles han sido los videjuegos más dificiles según tus experiencias? ¿Tienes algún juego-némesis?

Acerca de Gisselle Palacios

Gisselle. Inglish Ticher. Mapache por excelencia. Más noble que una lechuga, su escudo es un corazón - http://lapsusgiseldis.wordpress.com

Comments

  1. says

    Portal, oh si. Tb me pasó con Catherine xD en the bridge, y unas torres del final que no caian ¡, ni nada te perseguía, pero era tan dificil mover todo para subir.

  2. says

    Mi lista seria interminable jajaj xD hasta angry birds me saca de quicio , pero sobre todo esos juegos ya antiguos de viejas consolas esos eran los que me hacian sufrir

  3. says

    Recuerdo cómo destruí el “caset” del Battletoads… meses, MESES jugando con un amigo ! lo terminamos y lo destruimos. Creo si que el rey de los impasables LEJOS, es el [me duele hasta la cabeza al tratar de escribirlo]… Ninja Gaiden, not “gueiden” jaja, buen artículo !

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>